El presidente de los Estados Unidos arremetió una vez más contra aquellos que disienten de su pensamiento. Esta vez le tocó el turno a los presentadores del programa matinal estadounidense de MSNBC «Morning Joe», Joe Scarborough y Mika Brzezinski.