Adiós Jean-Paul Belmondo (1933-2021)

‘Al final de la escapada’, ‘Pierrot, el loco’, ‘El magnífico’… y así hasta 80 películas. El lunes se apagó una estrella. A los 88 años moría en París, el actor de cine francés Jean-Paul Belmondo. Icono del cine galo y de la modernidad, fue una de las caras más conocidas de la Nouvelle Vague. 

Hijo de artistas, estudió interpretación mientras practicaba boxeo, deporte que moldeó su reconocible nariz. Le descubrió otro genio, Jean-Luc Godard, quién lo catapultó a la fama con ‘Al final de la escapada’ (1960) en el papel del delincuente Michel Poiccard, un personaje con un permanente cigarro en los labios que dejó una imagen imborrable en su carrera. 

‘Bebel’ – como le conocían en su país- trabajó con todos los grandes: Truffaut, Resnais, Chabrol o Jean-Pierre Melville. Caradura, feo irresistible, pero sobre todo carismático; Belmondo hizo cine de autor pero también muchos títulos comerciales que lograron que el gran público le adorara. Toda Francia lo hizo. 

Compañero y amigo de otra gran figura, Alain Delon, con quien trabajó en varios títulos, y quien reconocía estar devastado tras la noticia. También con las mejores: Sophia Loren, Claudia Carnidale o Brigitte Bardot. En los 60 afianzó su estrellato, hizo cine de aventuras donde él mismo interpretaba sus escenas de acción por deseo propio, protagonizó superproducciones, y a pesar de todo, jamás dio el salto a Hollywood. Su última película fue ‘Un hombre y su perro’, en 2008.

Palma de Honor de Cannes en 2011, León de Oro de Honor del festival de Venecia 2016  y el César de Honor en 2017, su muerte ha copado todas las portadas de la prensa nacional e internacional. Adiós a ‘un tesoro nacional’, como lo definió Emmanuel Macron. Hasta siempre, Belmondo.

Share this Post!

Related post