‘Vis a vis’ buscar crear un final para recordar

Vis a vis, la serie insignia de la nueva ficción española, se despide en las próximas semanas. Fox, su cadena, ha anunciado los dos últimos capítulos de la cuarta temporada, el primero se emitirá el 28 de enero y el último el 4 de febrero, respectivamente. Será un final que despedirá al reparto más diverso de la televisión española.

“Acabar la serie ahora es cumplir una especie de promesa de lealtad: con la forma en la que son ahora las nuevas narrativas”, asegura por teléfono Iván Escobar, su productor ejecutivo. “Antes te despedían a mitad de la serie, o empezaban a emitirte a medianoche para quitarte de en medio o te cancelaban. Ahora, que puedes prepararte el final, tienes la obligación de no alargarte ni dejar las cosas a la mitad”, añade.

Se estrenó en abril de 2015 en Antena 3. La serie cuenta con los conflictos entre dos cárceles de mujeres. Ha sido una auténtica metáfora en la industria de la televisión española. Es cierto que antes de salir a la pantalla, muy pocos apostaban por ella, ya que se parecía a otras ficciones internacionales como por ejemplo a Orange is the New Black de Netflix, que también muestra una cárcel de mujeres. Pero lo cierto es que Vis  a vis ha superado las expectativas, tanto que se creó una legión de fans, llamada Marea Amarilla, inédita hasta entonces y normal después (La casa de papel, por ejemplo); y esos fans empezaron a encontrarse por todo el mundo según la serie fue vendiéndose en cadenas internacionales.

Cuando Antena 3 canceló la segunda temporada apostaron por Fox, cadena de pago, y descubrieron las ventajas de esta, pues la cadena rescató el producto y dio libertad a los creadores para que hicieran lo que ellos quisieran, como por ejemplo, acortar los capítulos.

Ahora se enfrentan a un nuevo reto, como finalizar una serie que ha tenido tanta influencia, debe proteger un legado que casi nadie ha logrado mantener en el mundo de las series españolas. Escobar ha comentado que recurrirá a Maggie Civantos, la protagonista de sus primeras temporadas, quien tal vez sea su arma más infalible. “La primera mirada de la serie fue suya, son los ojos que vehicularmente nos han llevado por las cárceles de la serie. Es justo que la historia que empezó con su entrada en la cárcel acabe con el final de su experiencia en la cárcel”, explica. “Y esa es la clave del final, que sea justo. A estos personajes les hemos hecho cien mil putadas y han sobrevivido a todas. Se merecen algo de justicia poética. Lo que no quiere decir que será un final del todo feliz”.

María Fernández Alonso

Share this Post!

Related post