Antonio Najarro lucha por crear un programa televisivo ligado a la danza

Antonio Najarro (1975),  director del Ballet Nacional de España, considera que el nivel artístico que hay hoy en día en España es excelente, y sostiene que la danza española no solo se ciñe a dos o tres bailarines de renombre. El ex bailarín lucha por un programa de televisión que muestre como es esta disciplina.

El Ballet Nacional de España se fundó en 1978 bajo el nombre de Ballet Nacional Español con Antonio Gades como primer director. Es asimismo, una de las unidades de producción del Instituto Nacional de la Artes Escénicas y de la Música (INAEM) perteneciente al Ministerio de Educación, Cultura y Deporte español, con mayor proyección internacional con un destacado número de giras anuales internacionales.

Najarro dirige la compañía desde 2011, y ha calificado de “absolutamente positivo” el balance del Ballet Nacional de España respecto a años anteriores, gracias a la materialización de uno de sus objetivos, dar visibilidad y voz a la danza española, y con ella a sus cuatro estilos característicos: el flamenco, la danza estilizada, el folclore y la escuela bolera.

La danza española se sumergió en una gran crisis, y a ello se le sumaron los contratos temporales y el paro. No obstante, se ha ido recuperando y hoy en día la danza española cuenta con muchísimos más apoyos que hace diez años, pero hace falta un respaldo mediático, sobre todo en los medios de comunicación audiovisuales, según el director.

«Estoy luchando por conseguir un programa televisivo donde la gente pueda saber qué está ocurriendo hoy en el mundo de la danza. Eso crearía mucha más afición, haría que hubiera muchísimo público en los teatros y, por supuesto, revertiría directamente tanto en el Ballet Nacional de España como en cualquier compañía privada», ha afirmado.

A día de hoy, la danza española llena todos los teatros nacionales e internacionales, ya que  “es un arte único en el mundo”. Aun así, está convencido de que todavía el mundo no es consciente de el valor cultural y exportable que tienen en la danza española. En España hay un gran número de bailarines y coreógrafos muy bien formados y con grandes conocimientos en el sector, pero muy pocas infraestructuras que soporten el número de actuaciones necesarias para que las compañías tengan una estabilidad a nivel económico.

El coreógrafo ha insistido en “generar afición” haciendo diferentes colaboraciones con artistas de todos los ámbitos culturales y su implicación en proyectos pedagógicos. «Nos estamos dejando la piel en dar a conocer este arte a los menores, por un lado, y a las personas con discapacidad, por otro” ha señalado Najarro, quien ha participado, entre otras iniciativas, en «el primer videojuego de danza para niños en todo el mundo».

 

María Fernández Alonso

Share this Post!

Related post