MARIO DE LA ROSA

En los últimos años te hemos visto dar vida a personajes con personalidades antagónicas: desde un intrépido crítico gastronómico en “Omnívoros”, hasta el valiente jefe de los GEOs en “La Casa de Papel”. ¿Cuál de estos papeles se parece más a Mario y cuál menos?

He interpretado a muchos hombres que ejercen la “autoridad”: policías, guardia civiles, militares; tantos como a “malvados”: mercenarios, terroristas, ladrones… y a pesar de disfrutarlos mucho, creo que ninguno se acerca a mí. El Marcos Vela de “Omnívoros” era frío y calculador, así que muy alejado de lo que soy. En este caso, el Juan de la Cosa de “Conquistadores Adventum (M+)“ sería el personaje más cercano a mí, en cuanto a humanidad se refiere.

Con respecto a Suárez, el personaje que interpretas en “La Casa de Papel”, ¿tuviste que llevar a cabo algún entrenamiento especial para lograr meterte en su piel y encajar en el cuerpo de una autoridad gubernamental?

La verdad es que no especialmente. Sí me documenté sobre el entrenamiento físico, táctico y psicológico de los GEOs. También traía experiencia en manejo de armas de otros proyectos. Además, durante el rodaje, conté con el apoyo de un grupo de recreación policial/militar (Merovingios) que me aportaron las notas necesarias para dar veracidad a mis acciones. Sin olvidar que hay que dejar sitio para las “licencias cinematográficas”.

Además de actor, nos mostraste tu faceta como director en el cortometraje “The zoo”. ¿A la larga, te gustaría seguir trabajando como actor o preferirías aventurarte en la dirección de filmes?

A día de hoy, mi foco y energía están centrados en el actor que quiero llegar a ser. Tampoco puedo obviar otras inquietudes artísticas como la dirección, que siempre estuvo ahí, aunque ahora lo vea como algo lejano. Además de la interpretación lo que más me motiva es terminar de dar forma a la que será mi primera novela, que espero pueda ver la luz a lo largo de este año.

Aunque dispares, los papeles que has interpretado tienden a parecerse en la acción que los rodea. ¿Tienes miedo a encasillarte? ¿Qué géneros te gustaría explorar?

El trabajo siempre es bienvenido. Uno debe luchar por la versatilidad sin renegar a las capacidades obvias que atesora. Sobre géneros, me gustaría tocarlos todos, no renuncio a ninguno. Aunque siempre señalo que me gustaría hacer un western, algo difícil en estos tiempos. Me encantaría que mi padre me viera en uno. Matizando sobre personajes, confieso que sueño con decir mi primer “te quiero” delante de las cámaras.

En tus redes sociales te hemos visto compartir pantalla con algunos de tus compañeros de reparto de “La Casa de Papel”. ¿Cuán importante son las relaciones personales para ti en el panorama profesional? ¿Y en el personal?

Sería capaz de rodar con mi peor enemigo como compañero de escena, jajajajaj… ¡Ante todo profesionalidad! Qué duda cabe que estar rodeado de grandes profesionales y mejores personas hace que todo sea mucho más fácil. Se disfruta muchísimo más. En lo personal, lo son todo. Mi círculo íntimo es vital para mi desarrollo y bienestar. Tengo la imperiosa necesidad de dar y compartir con ellos.

Recientemente hemos podido verte tanto en la pequeña como en la gran pantalla, pero no siempre fue así…¿ha sido duro hacerse un hueco en el mundo de la interpretación?

No conozco la “gloria” sin esfuerzo. Siento que soy un actor de pico y pala. Nadie me ha regalado nada. Empecé en esto pasados los treinta y sigo esforzándome cada día para mejorar. No me doy tregua. Las oportunidades llegan pero hay que estar preparado. Creo en mi arte, sí, pero sin lucha no es nada.

 “La Casa de Papel” es la serie de habla no inglesa más vista en la historia, y además de difundirse en televisión (Antena 3), podemos encontrarla en plataformas de streaming, como Netflix. Como actor y posible usuario, ¿qué opinas acerca de este nuevo tipo de formato o medio de reproducción?

Estos formatos son consecuencia de un modelo de vida que se ha ido instaurando socialmente, a golpe de click. La era tecnológica que estamos viviendo no da lugar a dictados de horarios para nuestro disfrute y ocio. Lo queremos todo y lo queremos ya. El vértigo reside en que esto se extrapola a otros parámetros. Hablando concretamente del mundo audiovisual, me parece maravilloso. Soy usuario de estas plataformas. Las disfruto mucho, pero nunca dejaré de ir al cine. Cierto es que me he vuelto más selectivo con lo que veo en casa y lo que veo fuera.

El 30% de la audiencia española consume entretenimiento en Internet. ¿Te incluyes dentro de este grupo? Y en lo que respecta a redes sociales (Twitter, Instagram…), ¿qué contenido consumes? ¿Hay alguna cuenta que te gustaría recomendar?

En cuanto a las redes sociales, creo que tengo cuenta en la mayoría de ellas, al menos en las más significativas. Las uso de distinta manera, eso sí. Me manifiesto más en Instagram, en Twitter tengo un rol más de observador, en Facebook me estoy diluyendo poco a poco…

A causa de tu profesión, te has transformado en personas distintas a la que tú eres realmente… y esto también incluye los atuendos. Mario, ¿cómo definirías tu estilo a la hora de vestir? ¿Apuestas por la comodidad o prefieres vestir looks más elaborados en tu día a día?

¡Comodidad siempre! Pasé muchos años embutido en trajes y zapatos por cuestiones laborales. Ahora sólo los “disfruto” en eventos y situaciones especiales. Soy muy de jeans, camisetas y zapatillas. Tuve la suerte de crecer entre cuatro mujeres con gran criterio sobre estilo y moda, así que a pesar de mi pragmatismo soy coqueto. Aunque vista muy de sport, presto atención a la combinación de tejidos y colores en mi día a día.

…en ese caso, ¿tienes alguna preferencia a la hora de escoger marcas de ropa? ¿Sigues las tendencias de la moda?

Presto atención a la moda pero no siempre la sigo. Cada uno sabe con qué se siente bien y hay clásicos que siempre estarán en mi armario, sobre todo esos que se han convertido en “mis clásicos”. No tengo preferencias con las marcas en general, pero sí con las deportivas. Hay una que suele atraer mi atención por encima de las otras.

Jose Vilar Blasco 

Actor: Mario de la Rosa
Fotografía: Luis del Amo
Estilismo: Begoña Martin

 

Share this Post!

Post by Jose Vilar

Related post