Censura en Instagram: la polémica que nunca cesa

Mucho se ha hablado sobre censura en redes sociales. Facebook e Instagram sorprenden a diario a sus usuarios al eliminar numerosas imágenes en sus plataformas por considerarlas “poco adecuadas”. Y aunque se puede presuponer el veto de cierto contenido explícito en menores de edad, resulta complicado entender la supresión de imágenes que, para muchos, no solo no son material sensible, sino que pueden calificarse como arte.

En el caso de Instagram, en particular, el tema está a la orden del día. Desde que la red social cambió sus condiciones de uso en enero de 2013, la censura se ha convertido en algo habitual que ha molestado a más de uno, a lo que se han sumado numerosas personalidades públicas.

Y es que, según explica la plataforma en sus normas comunitarias, “se sancionará el contenido que muestre actos sexuales, genitales y primeros planos de nalgas totalmente al descubierto. También se aplica a algunas fotos de pezones femeninos; sin embargo, sí se permiten fotos de cicatrices de mastectomías y de lactancia materna. También se aceptan desnudos en fotos de cuadros y esculturas”.

censura en instagram

Imagen publicada en Instagram, junto al hashtag #freethenipple

Parece que la red social lo tiene claro, pero lo cierto es que se contradice constantemente, y eso ha generado polémica. Así fue como nació el famoso hashtag #freethenipple (libera el pezón, en inglés), para denunciar la censura arbitraria de contenido online que, según la aplicación, es de carácter hiriente. Además, a día de hoy, #freethenipple ha sido utilizado por casi 4 millones de usuarios, que ha venido acompañado de protestas  en otros medios.

Uno de los ejemplos de denuncia más virales de la última semana fue la fotografía de carácter pornográfico que publicaron varios influencers españoles a la vez (@Soyunapringada, @Jedet_, @Miloisreal y @Sindytakanashi), en el que se les puede ver practicando sexo oral entre sí. Aunque, evidentemente, los influencers compartieron la popular fotografía como símbolo de protesta y a sabiendas de que el post sería eliminado minutos después de su publicación. Para los curiosos, la imagen sigue disponible aquí.

Ahora bien, salvo contenido realmente ofensivo o pornográfico, ¿es necesario eliminar fotografías de desnudos?, ¿son tantas las personas que se escandalizan al ver un pezón, sea masculino o femenino?

censura en instagram De izquierda a derecha, los instagramers que compartieron el contenido para adultos: Soy una pringada, Sindy Takanashi, Jedet y Milo is real.

De izquierda a derecha, los instagramers que compartieron el contenido para adultos: Soy una pringada, Sindy Takanashi, Jedet y Milo is real.

Como usuario activo de Instagram que soy, he de decir que la aplicación sigue consintiendo que algunos de sus usuarios compartan imágenes de maltrato animal, o que personalidades importantes suban fotografías sexistas a sus perfiles. Pero eso a la plataforma online no le incomoda.

Cierto es que la línea que separa lo lícito de lo denunciable en la red social es, cuanto menos, confusa. Pero tal vez Instagram debería plantearse si el contenido en el que algunos de sus usuarios muestran el trasero o lucen sus pechos desnudos causa algún perjuicio o si, en su lugar, contribuye a normalizar la imagen que tenemos del cuerpo humano. Puede que, a la larga, ayude a aceptarnos tal y como somos, sin tapujos ni complejos.

 

Jose Vilar Blasco

Sígueme en:

Instagram: @vilarblascojose

 

Share this Post!

Post by Jose Vilar

Related post