‘El Intermedio’ se tiñó de morado en apoyo a la huelga del 8M

El Gran Wyoming arrancó ‘El intermedio’ de el 8 de marzo con una camisa morada y mucho más natural de lo esperado. El programa tuvo que hacer frente a uno de sus momentos más complicados ya que gran parte de su equipo son mujeres que ese jueves no fueron a trabajar. De ahí que Wyoming apareciera sin maquillar ni peinar y es que, además de técnicos, la directora, productoras o guionistas, también faltaron las maquilladoras y las peluqueras del programa

“Vamos a hacer un programa sin precedentes”, dijo el presentador. Esta silla, que habitualmente ocupa Sandra Sabatés, hoy está vacía. Ella está de huelga y con ella también gran parte de nuestro equipo que está formado por mujeres”.

Vamos a intentar hacer el programa con los medios que tenemos. También falta la mujer que maneja el Cue, una pantalla donde nos van mandando el texto. Por eso estoy con estos papeles en la mano”, decía Wyoming entre risas. Hoy no es un día normal, como tampoco lo ha sido para el resto de la sociedad española. España se ha parado y la sociedad española se ha parado”, decía el presentador.

La realidad es que la sociedad ha avanzado, pero todavía son muchas las desigualdades entre hombres y mujeres, tal y como explicó Wyoming. Hace unos años, durante la dictadura de Franco, las mujeres necesitaban ser tuteladas, primero por sus padres y luego por sus maridos. Necesitaban la autorización de un hombre para cosas tan elementales como sacarse un pasaporte o abrirse una cuenta corriente en un banco”. 

“El problema es que, a pesar de que una mujer ya puede abrir su cuenta corriente en ocasiones no tiene dinero para llenarla. No lo tiene porque, en pleno 2018, la diferencia salarial es de un 13% entre hombres y mujeres en puestos similares. Además, siguen realizando el trabajo remunerado de nuestro país”, decía Wyoming desde el pico de la mesa durante el arranque del programa.

Wyoming quiso recordar a sus espectadores los alarmantes datos sobre la violencia machista: “en los últimos 14 años han sido asesinadas casi 1.000 mujeres por sus parejas o exparejas. […] Y parece que lo hemos asumido como un hecho trágico pero cotidiano”.

“El problema, tal vez, es que todavía todos en cierta manera somos algo machistas. No todos acosamos a las mujeres ni las discriminamos ni las consideramos inferiores. El machismo es como los videojuegos: hay nivel de principiante y nivel de experto. Y es posible que parte de nosotros, aunque no hayamos pasado de la primera pantalla, estemos metidos en este juego del machismo aunque sea de forma sutil”, profería con rotundidad.

 

M.S.L

Share this Post!

Post by marina

Related post