HALT AND CATCH FIRE

El futuro era esto

Halt and Catch Fire es una serie difícil de definir. Hay que situarla en un pasado no muy lejano, pero al igual que Mad Men, The Nick o la errática Pan Am, juega con el machismo, los estereotipos femeninos y con la lucha de la mujer por demostrar sus capacidades en un mundo de hombres.

La trama nos sitúa a principio de la década de los ochenta, cuando un puñado de empresas comienzan a percibir cierto negocio en los ordenadores personales. Apple o Microsoft aún son proyectos de garaje, mientras que IBM o HP dedican sus esfuerzos y recursos a la industria cárnica o las fotocopiadoras. En este contexto, algunos visionarios son capaces de entrever el futuro que nos espera e incluso de imaginar algo llamado Internet.

La creación de los primeros ordenadores domésticos, el primer portatil (de 7 kilos), los atisbos de la red y las alocadas y peregrinas ferias tecnológicas, sirven de telón de fondo a un drama realista, complejo, divertido y emocionante.

Aunque los diálogos, en ocasiones, se pierden en tecnicismos dignos de un master en infórmatica, en general la historia se narra con un lenguaje llano y fácil de entender para los profanos de la programación. La serie se centra en el nacimiento de la tecnología que hoy nos rodea, pero no olvida las relaciones interpersonales entre sus protagonistas, ni las guerras encubiertas de las empresas del sector.

En el apartado interpretativo destacan Lee Pace (Lincoln, El Hobbit), dando vida al temperamental líder del grupo, un hombre sin muchos conocimientos informáticos, pero una especial visión sobre el mercado de consumo; Mackenzie Davis (The Martian, Freaks of Nature), en el papel de una joven y prometedora programadora con más talento que experiencia vital. Kerry Bishé (Argo, Billion) y Scoot McNairy (Mr Fix, Herbie), prestan sus rasgos a un matrimonio mal avenido en su vida personal pero que forman un formidable equipo cuando se trata de resolver problemas profesionales.

Halt And Cath Fire se emite en AMC. Sus cuatro temporadas, compuestas por 40 episodios, ya están disponibles en Movistar + y el resto de plataformas que cuentan con el canal estadounidense.

José Barroso

Share this Post!

Related post