Antena 3, líder en audiencias ayer gracias al partido del Real Madrid

El de anoche, contra el Borussia Dortmund, era un partido de cierta incertidumbre para el Real Madrid si se tiene en cuenta que el mes de septiembre no ha sido del todo fructífero para los merengues en lo que a resultados se refiere. Y en esas llegó el equipo al Signal Iduna Park (también conocido como Westfalenstadion). Con la presión del que sabe que suma ya demasiados tropiezos en su haber durante el último mes de competición.

Pero también llegaba con la confianza del que se sabe superior y sabe que si mantiene la calma y la concentración acabarán saliéndole las cosas. Tal como reconoció Cristiano Ronaldo tras el partido, Zidane les había motivado para la ocasión a sabiendas de que si ganaban, romperían la estadística de no haber ganado nunca en casa del Dortmund.

 

 

La audiencia en casa lo sabía. Sabía de la importancia del partido en lo futbolístico. Un choque entre dos equipos que no regalan el balón. Dos equipos valientes, que se sienten bien cuando atacan, pero cómodos cuando tienen espacios para correr a la contra. El de anoche fue un partidazo y así lo demostró la audiencia soberana otorgándole a la cadena privada un 35,2% de cuota de pantalla. Traducido en casi 6 millones de personas que vieron el encuentro.

El partido se volvió trepidante desde el preciso instante en que el colegiado pitó el inicio. Los locales comenzaron con una intensidad fuera de lo normal, pero los chicos de Zidane ya están muy acostumbrados a este tipo de partidos en el que toda Europa los observa. Así pues, mostraron su mejor versión y pasaron por encima de un Dortmund que poco pudo hacer ante el Madrid de las dos Champions consecutivas.

Gareth Bale fue el encargado de “abrir la lata” en la primera parte tras un gran centro desde el costado derecho a cargo de Carvajal. el “expreso de Cardiff remató de primera, con el interior de la bota izquierda y sin dejar que la bola botara: Golazo por la escuadra y reivindicación para el galés.

 

 

Pero ayer era el día de otro hombre. Cristiano Ronaldo cumplía 400 partidos con el Real Madrid y a pesar de lo que le está costando este inicio de temporada después de la sanción de 5 partidos, se lo tomó como otro día más en la oficina: 2 goles y para casa. El luso ayer lo quería todo, lo buscaba todo y lo peleaba todo. Pero lo dicho: otro día más en la oficina. ¿Cómo si no iba a llevar alguien 412 goles en 400 partidos?

Con el doblete de anoche, el crack portugués suma ya 109 en Champions. Y es que el máximo goleador histórico de la competición no parece tener techo. La voracidad con la que acecha la portería rival a cada jugada y la amargura con la que lamenta un fallo a pesar llevar en la saca tres, cuatro y cinco goles dan verdadero miedo. Es incansable.

Anoche casi 6 millones de personas disfrutaron del futbol total de la Champions en estado puro y de su máximo artillero en pleno apogeo. ¡El bicho está de vuelta!

 

 

 

Adrián Salazar

Share this Post!

Related post