Arya Stark, digna vengadora de la muerte de su padre

Mucho ha llovido ya desde que se viera por vez primera a la menor de las hijas Stark, cuando la guerra por los siente reinos no había hecho más que empezar; cuando el gordo Rey Robert hacía chanzas con su padre y lo reclamaba en Desembarco del Rey para servirle como Mano del Rey.

Arya, que tan solo era una niña, ya tenía las ideas bien claras y sabía que su lugar no estaría al lado de un caballero llevando un vestido de seda. De hecho, la primera vez en la que aparece en la serie lo hace disparando una flecha al centro de la diana en la que practicaba su hermano Bran.

Su padre siempre vaticinó que se acercaba el invierno y que para entonces había que estar preparados y protegerse los unos a los otros. Y para, ello la joven comenzó a entrenarse y a adquirir técnicas de lucha de los diversos personajes que se fueron cruzando en su camino.

 

 

De modo que primero encuentra su fuente de inpiración su “maestro de baile”, que ya fue la primera espada de Braavos, Syrio Forel. De él aprende cosas que marcarán su personalidad, como adoptar como suya la técnica de combate llamada “Danza del Agua” o decir a la muerte: “hoy no”. Y es a consecuencia de la muerte de Syrio a manos de Meryn Trant, por lo que comienza a hacer su lista de condenados. A pesar de que la inspiración para elaborar la lista se la proporcionó Yoren, que la sacó de Desembarco del Rey cuando los Lannister mataron a su padre.

Tras ello, pasó un tiempo con El Perro, y aunque ella en un principio quería matarlo porque se encontraba en su lista, finalmente acabó entrando en su corazón. A pesar de que la propia Arya nunca quiso reconocerlo. Pero lo cierto es que fue del perro de quien aprendió a atacar a los puntos débiles del oponente. Y así fue como El Perro dejó de estar en una lista que siempre acababa con su nombre.

 

 

Y por último, tuvo que marcharse al otro lado del Mar Angosto, concretamente a Braavos, en busca de quien la había salvado del cautiverio al que la sometía Tywin Lannister en Harrenhal: Jaqen H’ghar. Pues éste es quien la somete a un durísimo entrenamiento físico y mental para convertirla en lo que es en estos momentos. Pues probablemente sea la mejor asesina de los siete reinos.

Poco a poco su lista de condenados se va reduciendo (el último en caer ha sido Meñique) y Arya cada vez va estando más cerca del objetivo que se marcó tras el fatídico noveno capítulo de la primera temporada: vengar la muerte de su padre y procurar la seguridad de su familia. Pues ya ha llegado el invierno, y en invierno el lobo solitario muere, mientras que la manada sobrevive.

 

Share this Post!

Related post