Metamorfosis de los personajes de Juego de Tronos. Parte I: Casa Lannister

En plena emisión de la séptima temporada de la serie puntera por excelencia, Juego de Tronos, es fácil echar la vista atrás y darse cuenta del desarrollo que han ido experimentando los personajes más emblemáticos de la serie. Todos ellos han experimentado una mutación en su mundo interior forzada desde el momento en que los Lannister asesinan a la mano del Rey Robert Baratheon, Jon Arryn. Hecho que desencadena la prematura muerte del bueno de Ned Stark.

Con los muertos casi como un mero trámite para llegar a este punto de la trama, es de los vivos de quien venimos a hablar en este pequeño tributo. Y la ya citada muerte de Eddard Stark, fue obra de la casa Lannister. Si bien fue el Rey Joffrey quien ordenó su muerte, éste siempre estuvo secundado por su madre, Cersei.

Una Cersei que desde el principio de la serie fue tramando cómo hacerse con el poder, aunque para ello tuviera que orquestar la muerte de su propio marido o hacer cosas tan viles como tratar de procurar la muerte de su hermano pequeño, Tyrion.

 

 

La maldad de Cersei no parece conocer límites, y aunque hubo tiempos en los que sufrió bajo el yugo del Gorrión Supremo, finalmente cumplió su venganza para con los que ella consideraba traidores a la Corona que ha ostentado la casa Lannister casi desde el inicio de la superproducción. Y si algo nos ha mostrado la serie de la hija de Tywin, es lo fría que se ha vuelto.

Así como lloró amargamente la muerte de su primogénito Joffrey, se mostró menos afectada a simple vista con la pérdida de su única hija Myrcella. Hasta llegar al suicidio del menor de sus tres hijos, Tommen, provocado porque ella misma asesinó a su esposa. En esta ocasión la ya entonces Reina de los Siete Reinos ni siquiera parpadeó ante el cadáver de su hijo.

Por su parte, su hermano mellizo Jaime, ha experimentado uno de los mayores cambios reconocibles en la serie. Era un guerrero sin escrúpulos que se limitaba a actuar en favor de su familia. Un hombre de conciencia laxa que asesinaba sin mayor dilema moral, pero que a raíz de cruzar su camino con el de Brienne de Tarth se convierte en un personaje bondadoso, con principios morales y agradecido con sus amigos. Su sino y su mayor losa hasta la fecha: vivir a la sobra de su hermana.

 

 

El pequeño de los Lannister es uno de los personajes más interesantes de la producción de HBO. Un hombre que por ser enano ha tenido que soportar el desprecio de su padre y su hermana desde que nació. Un hombre que ha vivido todo tipo de adversidades y ha estado al borde de la muerte en distintos momentos, pero que siempre ha tenido su agudo intelecto para salir airoso. Pues como ya dijo una vez él no es ningún guerrero y su mayor arma son los libros que tanto ayudan a su incisiva mente. Pues “una mente necesita libros, como una espada necesita una hoja de afilar”.

 

 

De este modo, el hermano menospreciado acabó haciendo migas con algunas casas enemigas, se vio obligado a matar a su padre y huir de la ira de su hermana para finalmente, volver a poniente para luchar contra su familia convertido en Mano de la Reina Daenerys Targaryen.

El final de esta séptima temporada pondrá de manifiesto si hay reconciliación posible entre hermanos o si esta historia fraternal seguirá manteniendo la enemistad entre ellos.

 

 

Adrián Salazar

Share this Post!

Related post

0 Comment