THE HANDMAID’S TALE

“Querida, hombres capaces están ocupándose de todo.”

Durante los primeros compases de The Handmaid ́s Tale, pensé en iniciar este post con un aforismo del tipo; “En un futuro distópico…” Conforme fui avanzando capítulos me di cuenta de que ni es futuro, ni está tan cercano a la distopía. Hoy, en más de 70 países el ilegal la homosexualidad, al menos en 5 las mujeres tienen prohibido conducir, en 3 las niñas tienen prohibido ir al colegio y en otros tantos se sigue practicando la ablación genital. El machismo está presente en los más 200 países reconocidos por la ONU y, en algunos estados de E.E.U.U. el sexo oral está penado por ley.

The Handmaid ́s Tale juega con la idea de que una importante caída de la natalidad, sumada a la creciente amenaza terrorista, culmina en una restricción de derechos sin precedentes. La clase blanca, fanática religiosa y con alto poder adquisitivo, consigue hacerse con el poder (hasta aquí, todo muy distópico, verdad?) Estos nuevos dirigentes imponen un estado basado en la religión, donde las mujeres fértiles son tratadas como ganado, entregadas a una familia sin posibilidad de concebir y violadas sistemáticamente. Pero no se detiene ahí, las mujeres tienen prohibido leer y escribir, conducir, ver la televisión u opinar. Su función es criar a los hijos y cuidar del hogar. Incluso aquellas que ayudaron a fundar esta Arcadia católica, se ven relegadas a ser la sombra de sus maridos. Pronto descubriremos que el fanatismo religioso siempre va pegado a la depravación y que las motivaciones de estos servidores de Dios no son tan sagradas como parece. Como en la vida real, son las propias mujeres las que más daño se hacen entre sí. Ellas son las guardianas y las que infligen los castigos más atroces.

Elisabeth Moss (Mad Men) interpreta, lleva a cabo la voz en off y se come la pantalla en esta serie aterradora. Y no lo digo porque se prduzcan sustos en pasillos oscuros, lo digo por lo aterrador que resulta ver hasta donde seríamos capaces de llegar. Junto a ella Joseph Fiennes, en el papel de uno de los líderes del nuevo estado y violador habitual de su “criada” e Yvonne Strahovski (24, Louie, Dexter) en el papel de la hierática e introvertida esposa de Fiennes. Una mujer culta y educada que incluso ayudó a redactar las leyes que ahora está sufriendo.

En su primera temporada (ya renovada), The Handmaid ́s Tale se compone de diez episodios de casi una hora de duración. Podemos disfrutar de todo su metraje en la plataforma de HBO.

Share this Post!

Related post