VINYL

Larga Vida al Rock&Roll.

Todo en Vinyl es excesivo. Su primer episodio dura casi dos horas y costó 30 millones de dólares; la primera temporada completa 100 millones. Su elenco es inabarcable y sus creadores son Martin Scorsese y Mick Jagger (sí, su satánica majestad). Con este cartel, podemos atisbar claramente que la apuesta era alta. Sin embargo, tan sólo un mes después de confirmar su renovación, HBO canceló la segunda temporada.

Los amantes de la música en general y del rock en particular, apreciaran este producto. Vinyl nos sumerge de lleno en la industria musical estadounidense de los 70 ́s. Un mundo repleto de drogas y sexo y en el que están irrumpiendo el punk, la música disco y los Dj ́s. Una ola que está a punto de engullir a las compañías discográficas y que promete devolver pocos restos del naufragio.

En su metraje se dejan ver con frecuencia personajes reales como David Bowie, soberbiamente interpretado por Noah Bean. John Lenon, Alice Cooper, Bob Marley o Andy Warhol, revivido gracias a la portentosa actuación de John Cameron Mitchell, (al que ahora podemos ver en The Goog Fight).

El peso interpretativo, al margen de las estrellas de la música que van y vienen, recae sobre Bobby Cannavale (Boardwalk Empire), en el papel de un caótico director de la compañía discográfica, cocainómano y con epifanías místico-musicales, y Olivia Wilde (la inolvidable “13” de House), que da vida a una groupie reconvertida en organizadora de causas benéficas, musa de Warhol y abnegada ama de casa. Destaca también James Jagger (sí, el hijísimo), interpretando al líder de una banda punk que intenta abrirse paso al margen de la industria.

Scorsese dirige el piloto y deja su enseña presente para el resto de capítulos mientras que el inmortal vocalista de los Stones ejerce de productor ejecutivo y asesor musical. Ello no le lleva a abusar de su propia composición, más bien todo lo contrario. Apenas podemos oír un par de temas de los creados por Jagger/Richards en toda la serie, y no son de los más comerciales. Tan comedido se muestra, que, en alguna escena, se echan en falta los acordes de “Paint it black” o “Satisfaction”.

Vinyl es un producto algo salvaje, excesivo, desenfrenado y alocado que apreciaran sobremanera los amantes de la música de los 70 ́s. Su única temporada está disponible en la plataforma de cable norteamericana.

José Barroso

Share this Post!

Related post