Pedrerol, la gallina de los huevos de oro

Desde hace ya un tiempo, Josep Pedrerol se está erigiendo como uno de los grandes comunicadores del deporte de nuestro país. De hecho, su programa, “El Chiringuito de Jugones” arrastra masas. Con lo cual, algo estará haciendo bien el periodista catalán.

Probablemente, la clave sea que ha creado un formato nunca antes visto en el periodismo deportivo. Un formato que consiste en juntar entre seis y ocho tertulianos ligados al mundo del fútbol, a los que en ocasiones se une algún deportista invitado, así como perioditas colaboradores como pueden ser Eduardo Inda y Pipi Estrada. Aunque para hacer más dinámico el programa, también intervienen en ciertas ocasiones algún que otro becario de los que tienen contratados.

A la derecha del presentador suelen sentarse los tertulianos madridistas y a la izquierda los que no lo son. Dos frentes que a lo largo del programa se encargan de dar emoción con pequeños enfrentamientos, discrepancias y “piques”. De hecho, gracias a esto y a la marcada personalidad de los participantes y del propio Pedrerol, el programa catalán Crackòvia se está haciendo de oro en youtube parodiando el programa emitido en Mega.

Ahora que ha llegado el verano, el programa se va de vacaciones hasta el 7 de agosto, que volverá para emitir la previa de la Supercopa de Europa que enfrentará al Real Madrid y al Manchester United. En el último programa de la temporada se despedían Nacho Peña (uno de los tertulianos) y Laura Gadea (encargada de leer los tweets de los espectadores). El primero anunciaba semanas antes que se marchaba del programa para empezar un proyecto personal. Pedrerol le dedicó unas emotivas palabras y le dijo que ese siempre sería su programa.

Sin embargo, y fruto de esa marcada personalidad, se pudo observar cómo la despedida de Laura Gadea fue más bien escueta y fría. “¿Has estado bien? ¿Ha merecido la pena?”, preguntaba el conductor, a lo que Gadea respondió: “Sí, claro, por supuesto”. Le deseó mucha suerte y eso fue todo, al menos delante de las cámaras.

Pedrerol es un hombre con una personalidad arrolladora y eso es algo que no parece que vaya a cambiar a estas alturas. Ya en una ocasión, cuando el programa se emitía en Intereconomía, tuvo unas desafortunadas palabras en las que menospreciaba a los becarios del propio programa completamente exaltado por algo que ni siquiera había sido más que un pequeño error. En la siguiente emisión le tocó pedir perdón y excusarse públicamente por su comportamiento.

Pero es esa personalidad la que ha llevado al catalán a ser el presentador del programa de deportes con más influencia televisiva del momento. Y por ello, Atresmedia lo ha atado por dos temporadas más para seguir conduciendo “El Chiringuito de Jugones” en Mega y “Jugones” en laSexta, donde lleva la sección de deportes en el Telediario del mediodía.

Así pues, y siguiendo la trayectoria de un periodista que ha llegado muy lejos innovando en el formato de un programa deportivo, se puede decir que su imponente personalidad lo ha llevado a la cima del periodismo deportivo. A unos les gusta más y a otros menos. Pero sin duda alguna, es un grande de la profesión. Hoy en día en el periodismo deportivo, la gallina de los huevos de oro.

Adrián Salazar

Share this Post!

Related post