Telemadrid, hacia un cambio de imagen

Probablemente, todos hayamos tenido alguna vez esa sensación de que no íbamos a ceder ante algo nuevo que nos nos cuadraba demasiado en un principio. Yo, por ejemplo, recuerdo perfectamente cómo tenía la certeza más absoluta de que jamás me gustaría ese típica serie que enloquecía a todo el mundo. Es más, ni siquiera me interesaba cuando mi círculo de amigos hablaban de ella. El nombre de la serie era algo así como…”Juego de Tronos”. Efectivamente, di mi brazo a torcer y a día de hoy, prácticamente no puedo vivir sin ella.

En una especie de símil futbolístico, podríamos decir que Luis Figo tenía cierto desprecio por el Real Madrid durante su etapa en el Barcelona y que jamás habría recalado en el equipo blanco. De hecho, muchos recordarán esa mítica imagen en la que asomado a cierto balcón, se mofó de los merengues mientras celebraba un título con el Barça. Pues efectivamente, acabó vistiendo de blanco poco después.

Usted, amigo lector, seguramente sepa que la televisión no es muy distinta en estos casos en los que los medios se ven retratados con el mítico “donde dije digo, digo Diego”. Incluso, es posible que usted recuerde que en más de una ocasión, Telemadrid se ha negado a retransmitir el Día del Orgullo Gay. Unas veces alegando que no les sería rentable por el alto coste que supone cubrir el evento y otras, porque aunque no lo comunicaban de manera oficial, su línea editorial no estaba de acuerdo con lo que suponía el Día del Orgullo. Y efectivamente, una vez más el ser humano da su brazo a torcer cuando se ve superado por la evidencia. Cedieron y organizaron una gran cobertura para el World Pride Madrid 2017.

Y es que cuando un fenómeno de masas te pasa por el lado con la fuerza de un torbellino, sólo tienes una opción en busca del buen porvenir de tu medio de comunicación: nadar a favor de la corriente. Y Telemadrid entendió esto a la perfección. De modo que para la cobertura de este evento fichó un “icono” como es Boris Izaguirre y lo acompañó de caras conocidas como la de Pablo Carbonell y Berta Collado entre otros.

Incluso, emitió el evento durante prácticamente todo el día a través de su segundo canal, laOtra. De modo que una cadena de televisión que hace no tanto se mostraba reacia a emitir este evento, hoy es una de las que más cobertura ha ofrecido del mismo.

Lo que nos obliga a mirar la otra cara de la moneda, que en este caso es esa cadena que suele cambiar de línea editorial a cada nueva legislatura. Pues sí, TVE no ha emitido el Día del Orgullo Gay. La televisión pública consideró que no era rentable cubrir tal evento. Así, señalaban que no se trata de ninguna postura ideológica, sino que el Orgullo no tiene interés de servicio público para el resto del Estado, más allá de la capital.

Lo cierto es que no hace tanto, con el señor Rodriguez Zapatero ejerciendo de Presidente del Gobierno se hizo un claro guiño a este colectivo dando validez a los matrimonios homosexuales. Y sinceramente, hechos como ese son los que me hacen plantearme lo diferente que habría sido el tratamiento de este evento por parte de la televisión pública con ese Gobierno.

Pero vivimos en una sociedad en la que lo cambiante está de moda; en la que el dinero y la opinión popular mandan por encima de todo. Y las televisiones, los deportistas y nosotros mismos también sucumbimos a esa cruda realidad. Lo dicho: “donde dije digo, digo Diego”.

Share this Post!

Related post