Netflix acaba con Sense8 tras solo dos temporadas

El bajo éxito y los altos costes que generaba parecen la causa


Netflix ha vuelto a demostrar que serie que no le funciona, serie que le corta la cabeza. Sense8 no es más que un ejemplo más del carácter empresarial más que cultural de Netflix. Y es que la plataforma va a dejar a medias una serie que aún tenía mucha historia por desarrollar en su segunda temporada todavía.

A pesar de que, como es habitual en Netflix, no se han publicado ni cifras ni datos sobre el éxito o el fracaso de la serie, todo hace indicar que la producción norteamericana no estaba teniendo el éxito esperado después de recibir una segunda oportunidad.

Los directores de la plataforma han decidid no dar demasiadas explicaciones acerca de la desaparición de la serie, prefieriendo echar balones fuera: “Es todo lo que nosotros y los fans podían soñar que sería: arriesgada, emotiva, maravillosa, valiente y directamente inolvidable”, ha dicho Cindy Holland, vicepresidenta de contenido original.

La serie creada por las hermanas Wachowski (Matrix) y J. Michael Straczynski (Babylon 5) se había adentrado en la creación de una realidad similar a la nuestra donde algunos seres humanos desarrollaban la capacidad de comunicarse y transmitirse emociones con otros seres humanos. En este grupo de individuos interconectados estaba Miguel Ángel Silvestre, que tiene previsto seguir colaborando con Netflix: ya ha rodado la tercera temporada de Narcos.

Esta cancelación se une a la de la decisión de la semana pasada de acabar con la serie musical The get down de Baz Luhrmann, que solo tenía una temporada. Unos hechos que demuestran el cambio en la política de cancelaciones de Netflix.

Share this Post!

Related post