THIS IS US

Lo opuesto a una familia.

Decir que es un producto incalificable, es casi la mejor definición para una serie, dentro del saturado panorama de la televisión actual.

Es difícil explicar la trama de This is Us. Es cierto que narra las vidas de los miembros de una familia desde dos perspectivas históricas distintas. Cuenta como crecieron y como son sus vidas en la actualidad, como afectan ahora a sus vidas las decisiones que tomaron entonces, sus relaciones, sus miedos, sus logros y miserias. Pero no se queda ahí, la serie habla de la fama, de la necesidad de reinventarse, del éxito a diferentes niveles y del fracaso estrepitoso. Un producto altamente recomendable, aunque sin excesos ni alardes cinematográficos.

El primer capítulo viene con trampa incluida. Uno de esos giros que atrapa al espectador y que le obliga a seguir visionando. A partir de ese momento hay altibajos, pero la serie se hace querer y crea la necesidad de saber qué va a pasar después (o qué pasó entonces).

Es un drama coral cuyos actores han pasado como secundarios por buena parte de las series más exitosas de los últimos años: Milo Ventimiglia (Héroes); Mandy Moore (Anatomía de Grey); Chrissy Metz (American Horror History); o Justin Hartley (Smallville), por poner algunos ejemplos.

Producto NBC compuesto por 18 episodios de 40 minutos de duración disponible actualmente en Movistar+.

José Barroso.

Share this Post!

Related post