HOMELAND

Con la C.I.A. hemos topado.

Homeland nació como una serie para una sola temporada, en la que a los malos les iba a salir bien su plan. Ilusos (los guionistas, no los malos). La serie fue un éxito de crítica y audiencia, y no quedó más remedio que alargarla, complicarla, reducirla a lo absurdo y volverla a simplificar. La primera temporada nos cuenta el retorno de un soldado (Damian Lewis) al que se había dado por muerto en Irak. La agente de la C.I.A. con trastorno bipolar, Claire Danes (Carrie Mathison), sospecha que podría haber sido captado por el enemigo y enviado de vuelta para cometer un atentado. Esta trama, con varios saltos, tirabuzones y piruetas, se alarga durante tres temporadas. Su calidad e interés van decreciendo, pero es difícil dejar de verla. La cuarta temporada rompe completamente el argumento y casi se convierte en otra serie, muy recomendable, con espías, conspiraciones y atentados, pero otra serie. En esa misma línea transcurre la quinta temporada, completamente prescindible. La sexta vuelve a los orígenes y contempla un importante salto de calidad e interés.

Cuenta con interpretaciones notables y un reparto muy solvente. Entre los secundarios se encuentra Mandy Patinkin (me llamo Íñigo Montoya, tu mataste a mí padre. Prepárate a morir…) en el papel del veterano, previsor y precavido supervisor de Claire.

En conjunto, la serie cuenta con 61 episodios repartidos en seis temporadas y está disponible en Movistar +.

Share this Post!

Related post