House of Cards vuelve a ilusionar

El final de la cuarta temporada de House of Cards no dejó indiferente a nadie. La serie protagonizada por el mediático Kevin Spacy volvió a dar mucho que hablar a sus fans tras un último capítulo trepidante, lleno de referencias a la actual situación política en la que se encuentra Estados Unidos.

Tras una tercera temporada llena de decepciones para los admiradores de la producción norteamericana, Beau Willson, director de House of cards, consiguió volver a transmitir la sensación de emoción que había dejado la serie en las dos primeras temporadas. La aparición de un contrincante republicano sin escrúpulos luchando contra el polémico Frank Underwood por hacerse con la casa Blanca, ha introducido sin duda una tensión que se había perdido en los últimos tiempos.

Pero lo más curioso que nos deja esta temporada es la gran similitud que guarda con la realidad que vive el mundo occidental. Células terroristas amenazando la seguridad del país más importante del mundo, las tensiones con Rusia y con su todopoderoso presidente, la aparición de un candidato que arrasa con todo a su paso optando a la presidencia (Underwood o Will Conway, a cual peor).

Zona Spoiler:

Cualquier seguidor que se precie de esta serie diría que lo más sorprendente de esta edición es sin duda la escena final. Y es que por primera vez en las cuatro temporadas que llevamos, Claire, la mujer del presidente mira a cámara como es típico en su marido para realizar comentarios sobre la situación. Esto sucede después de que se sacara a la luz la información de como el actual presidente ascendió al poder. Pero la familia Underwood, lejos de amedrentarse y de escapar de la situación que parece que les sobrepasa por primera vez, deciden involucrar al país en una guerra sin precedentes simplemente por su beneficio propio.

“We make the terror” con esa sencilla pero contundente cita, el presidente Norteamericano de la serie sentencia la temporada tras observar sin perder detalle la imagen de una ejecución en directo que les metía directamente en la guerra.

Afortunadamente, los fans que se hayan incorporado hace poco a esta serie no tendrán mucho que esperar ya que, los productores del drama de Netflix ha confirmado que el 30 de mayo de este mismo año se estrenará la temporada que definirá si el personaje que representa Kevin Spacy consigue mantener su puesto al frente del país más poderoso del mundo.

Share this Post!

Related post