El programa radiofónico ‘Parla amb Gràcia’ cierra micrófonos tras 25 años de historia

Después de 25 años en antena Radio Gracia despide a uno de los programas más longevos de la radio. ‘Parla amb Gràcia’ emitió el pasado 2 de octubre, un especial en motivo de su aniversario y del último programa de su historia.

El conductor y presentador del programa, Xavi Miras, agradeció el apoyo de sus oyentes y se despidió con cierta melancolía después de tantos años al pie del cañón. “He decidido marchar de la misma manera que entramos y nos hemos mantenido durante este tiempo: en silencio y con profesionalidad y dignidad. La falta de soporte, la desconsideración y la indiferencia de la Dirección de la emisora, además de algunos obstáculos que hemos tenido que superar, ha hecho que haya tomado esta decisión en una fecha tan especial”. Como invitados estrella, presentes en las últimas palabras en este programa, estuvieron Núria Feliu, Lloll Bertrán, José Martín y Pepa Fernández, entre otros, quienes agradecieron la confianza y el cariño con lo que han sido tratados. “A todos los que nos han seguido, los que habéis participado de una manera u otra y los que nos habéis dado soporte…”

“Es una decisión difícil que la llevo pensando hace muchos años, os echaré de menos y echaré de menos el ponerme delante de un micrófono, algo que había soñado desde pequeño”. Con estás palabras tan sinceras y agradeciendo una vez más a los que han estado ahí semana tras semana, despedimos un programa de los que ya no quedan.

xavi miras 1

Xavi Miras: “el motivo del cierre del programa ha sido la falta de apoyo”

Xavi Miras (Barcelona, 1960) trabaja actualmente en una compañía de seguros pero su verdadera pasión es la radio y el mundo de la comunicación, “siempre ha sido una profesión frustrada”, asegura. Sin rendirse, hizo un curso de radio y en 1990 entró como presentador en el programa ‘Parla amb Gràcia’ en Ràdio Gràcia 107.7 FM. Siendo uno de los programas más longevos en la historia de la radio, emitiendo durante 25 años, hoy cierra micrófonos y baja el telón por “la falta de apoyo, indiferencia, ignorancia e incluso desprecio del director de la radio hacía nuestro programa. Tampoco estuvo presente en un día tan señalado para nosotros, ni siquiera una felicitación” comenta Miras.

¿Cuál es la temática de ‘Parla amb Gracia’?

‘Parla amb Gràcia’ es un programa con formato magazine, donde todo prácticamente tiene cabida, pero siempre dedicamos una parte del programa al teatro, al cine o a la televisión, hablando y entrevistando a gente relacionada con este mundo.

Tenemos un par o tres de secciones fijas, ‘Les històries pardianes’ que las hace el señor Pardo, siempre habla de cosas curiosas de Barcelona o personajes míticos tipo La Moños, él nos descubre estos personajes y rincones de la ciudad. Después con ‘Bye bye Eurovegas’, Shai Rivas en directo desde Madrid, sale a la calle con un micrófono de Radio Gràcia y se pone a preguntar a la gente sobre un tema que decidimos desde aquí. La estructura del programa ha cambiado significativamente durante todos estos años, pero hemos mantenido la esencia del directo y la comunicación con los oyentes. Secciones fijas de colaboradores y entrevistas.

Como he comentado, tiene cabida cualquier otra cosa. Hoy por ejemplo interviene Marga Loriente que encarna el personaje de Galinda Lalinda, quien se encarga de llamar a un vidente de estos que reparten en el metro “profesor tal, le curamos todo tipo de problema de salud…”. Estas prácticas son una estafa en toda regla porque si todos pudiésemos curarnos con estas soluciones… nosotros empezamos en plan de crítica y de denuncia sobre esto haciendo que ella llamara a estos videntes planteando casos como si fuera una persona particular. Así pues, se trataba de unas llamadas en directo, no preparadas, y que en base a planear casos ficticios, se descubrían muchas historias.

Me reitero, todo formato tiene cabida pero siempre con respeto. Tampoco se trata de un programa de humor, pero sí desenfadado, dejamos de lado las cosas serias, porque tampoco queremos entrar a fondo en temas que no dominamos. En cierta manera, el título del programa ‘Parla amb Gràcia’, hace honor al programa.

¿Si tuvieras que calificar la trayectoria del programa, cuál sería?

Coherente y digna. Me lo he pasado muy bien, he sido muy feliz haciéndolo. Ha habido momento difíciles, porque no ha sido un camino de rosas; ha habido muchos obstáculos, sobretodo de dentro. El hecho de que hoy termine el programa no es tanto porque me haya cansado de hacer el programa, porque me continua apasionando la radio, ha sido mi ilusión de toda la vida y al fin lo he conseguido, no soy periodista de carrera pero he ejercido durante 25 años esta profesión mientras he estado haciendo el programa. La lástima ha sido que no haya habido un apoyo y un reconocimiento a nuestra tarea, simplemente un “que bien lo habéis hecho Xavi y el equipo del programa”.

‘Parla amb Gracia’ es de los programas más longevos en radio. ¿Cuál ha sido el principal motivo que te ha llevado al cierre de sus emisiones?

Sencillamente la falta de apoyo, los estímulos que todos necesitamos para hacer nuestro trabajo. Aquí todos somos voluntarios, menos el director y el técnico y no recibimos ningún tipo de compensación económica, al contrario nos cuesta mucho, tiempo, esfuerzo y el poder conseguir colaboraciones, lo hacemos ‘por amor al arte’. Sino no fuese por esta falta de estímulo seguramente el programa no terminaría hoy.

¿Crees que programas como este tienen cabida hoy en día en cualquiera emisora?

Totalmente, y sin ser subjetivo, creo que nos han salido programas muy buenos. Escucho algunas de las emisoras generalistas o grandes cadenas de ámbito estatal, y honestamente, sin ser pedante, nuestro programa no les tiene mucho que envidiar. Por tanto, teniendo en cuenta que somos amateurs y con los medios que disponíamos, creo que nos han salido unos programas muy buenos, sobretodo en los últimos años.

De la oferta que hoy día emite Radio Gracia, ¿crees que hay otro programa parecido que podría llegar a sustituirlo?

No. El Parla amb Gràcia es completamente diferente al resto de programas que se emiten en la emisora, que también son muy dignos. Pero dentro de los diversos programas de la parrilla de Ràdio Gràcia, el nuestro es singular, por contenidos, por originalidad y por desarrollo. Sin descartar el tocar temas locales del Barrio y del distrito de Gràcia, no es ése el contenido principal.

Pienso por otro lado, que ha faltado contacto y sentido corporativo y de equipo entre los diversos voluntarios y programas que componen la programación de Ràdio Gràcia. Desgraciadamente, eso ha hecho que en la mayoría de casos no nos conozcamos entre nosotros y hacer realmente esto funcione como una “pinya”.

¿Cómo fue el inicio de contactar con Radio Gràcia?

Cuando estaba casado y mi hijo todavía no había nacido, con 30 años decidí llevar a cabo mi afición de toda la vida: hacer radio. Después del trabajo iba corriendo a MK3, que era una emisora y escuela de radio, me apunte a un curso de un año y cuando terminó, junto con dos compañeros buscamos una emisora y encontramos Radio Gràcia, que se acababa de crear. Comenzamos haciendo programas los sábados y después por una serie de razones internas y de estructura, pasamos a emitirlo los viernes.

Trabajo en una compañía de seguros, pero si pudiese vivir de la radio seria un hombre feliz. Siempre digo que soy un periodista frustrado, aunque en todo caso he conseguido realizar mi sueño de pequeño, y era ponerme delante de un micrófono y tener mi propio programa. 

¿Qué crees que puede funcionar hoy día en la radio?

Siempre he pensado, y así lo he hecho saber, por activa y por pasiva, que emitir por Internet hubiera sido algo fantástico, sobre todo en los tiempos de globalización que estamos viviendo. Esto es algo que he planteado varias veces y que siempre he encontrado una negativa, por razones que desconozco. La única vez que emitimos por internet fue gracias a nuestro compañero y colaborador, Shai Rivas y Simón Fernández, que fundó la emisora de RGS (Radio Gredos Sur), en un pueblo de Ávila llamado el Hornillo de poco más de 300 habitantes y tienen una emisora de radio que emite sin problemas por internet. Hicimos un programa conjunto con ellos y gracias a eso nos pudieron escuchar desde cualquier parte del mundo.

Lo que pienso que puede funcionar hoy en radio es un programa con una temática como la nuestra pero un poco más trabajada. En ese sentido, y hablando  del ‘Parla amb Gràcia’, tenemos poco tiempo para preparar el programa ya que todos tenemos nuestras tareas profesionales y familiares y obviamente se podrían mejorar muchas cosas con más disponibilidad. Pero somos una emisora pequeña y problemas tan insignificantes y fácil y rápidamente reparables para grandes cadenas como el fallo de una antena o un emisor, puede significar para nosotros que estemos varios días sin poder emitir. En la emisora hemos sufrido ése problema en muchas ocasiones, pero nuestro programa lo ha padecido de forma aun más  significativa, con invitados en directo y con programas especiales de aniversario que se han debido de cancelar en más de una ocasión  o grabándolo en falso directo.

¿Cuál es tu próximo reto o asignatura pendiente?

No espero ganarme la vida con la radio pero sí seguir disfrutando de ella. Y si se puede llevar a cabo a través de un programa con la fórmula del ‘Parla amb Gràcia’, perfecto. 

Si pudieras cambiar alguna cosa de la trayectoria del programa hasta a día de hoy, ¿Qué cambiarías?

La inexperiencia de los primeros años del programa te viene a la memoria cuando escuchas los programas de entonces y cambiarías muchas cosas. Pero de los errores también se aprende. Hemos ido modificando la estructura del programa hasta consolidarse en los últimos años, siempre con pequeñas modificaciones. La experiencia es un grado y al formar parte de la emisora desde sus inicios, he vivido diferentes formas de dirigir la emisora. 

Siempre digo que esta emisora debería haber presumido de haber tenido un programa que llevaba tantos años en antena como el ‘Parla amb Gràcia’ y sin embargo, la respuesta ha sido la indiferencia. ¡Una lástima!

Vuelve a escuchar el último programa (núm 930) en el siguiente podcast: 

Share this Post!

Related post